2 - August / 2018

Andorra modifica los tramos de cotización de los autónomos para aumentar los beneficiarios de los regímenes reducidos

El Consejo de Ministros aprobó el miércoles, 1 de agosto, el Proyecto de Ley de modificación de la Ley de la seguridad social que modifica las cotizaciones de los trabajadores por cuenta propia.

El texto crea tres nuevos tramos de cotización con el objetivo de hacer el sistema más equitativo y al mismo tiempo mantener la sostenibilidad. El Gobierno calcula que el número de beneficiarios de los regímenes de cotización reducidos podrán aumentar en cerca de 1200 personas.

El proyecto de Ley da respuesta a la resolución del Consell General del 5 de mayo del 2016 que encomendaba al Gobierno estudiar la posibilidad de establecer la cotización de las personas que ejercen una actividad por cuenta propia en función de sus ingresos o en función del sueldo medio del sector, tomando en cuenta la sostenibilidad del sistema.

Así, el texto presentado prevé un régimen de cotización basado en los beneficios que obtienen de su actividad y la cifra de negocios de esta.

La base de cotización de los autónomos se calcula aplicando un porcentaje determinado al salario mensual medio del total de asalariados del año anterior. Hasta ahora, este porcentaje podía ser del 25%, del 50%, del 75% o del 100%, y con el nuevo proyecto de ley se prevén tres nuevos tramos: de 62,5% del 125% y del 137,5 % para dar una mayor equidad al sistema y al mismo tiempo permitir la sostenibilidad equilibrando la reducción de ingresos.
 
El nuevo tramo del 62,5% afectará a aquellas personas con una renta neta anual de entre 12.000 y 18.000 euros y con una cifra de negocio que respecte los márgenes establecidos.

Para los tramos del 125 y el 137,5%, los trabajadores por cuenta propia con rentas superiores a los 40.000 y 50.000 euros respectivamente y/o con cifras de negocio superiores a los umbrales establecidos, verán aumentada la cotización que deberán satisfacer.

También se crea un nuevo régimen de cotización para jóvenes emprendedores menores de 35 años durante los primeros 12 meses de actividad. Estos cotizarán el 55% del salario mínimo, es decir entre 50 y 60 euros, y tendrán derecho a las prestaciones de la rama general.

El proyecto de Ley también prevé nuevos derechos para los trabajadores por cuenta propia. En las situaciones de invalidez por accidente no laboral o enfermedad común, hasta ahora debían seguir cotizando un 22%, y el texto prevé que sólo se tenga que satisfacer la parte correspondiente al trabajador en caso de que fueran asalariados, es decir el 6,5%, y será la CASS quien se hará cargo del 15,5% restante.

Texto: Govern d'Andorra